miércoles, 4 de marzo de 2015

Atentado contra una cancha

                   " El deporte demanda, que le den cancha para crecer " ( proverbio popular ).

En Lares se construyeron dos canchas de tenis, hoy lucen bellas, hay que decirlo.
Llegaron a la existencia después de grandes esfuerzos por varias personas, que soñaron con esta pasión deportiva.

Hoy tristemente, las usa un narcisista para sus intereses privados, en los que se allega dinero, estrenando allí una caterva de jóvenes privilegiados que se desempeñan en deportes ajenos al tenis. Compró el nombre de la cancha al alcalde, su propio nombre. Pero no hay virtud en esa adjudicación.

Allí no se puede practicar el tenis, sino dentro de la inconveniencia de los obtáculos de numerosos jóvenes, que impiden el juego concentrado y tranquilo. Qué pena !