jueves, 21 de julio de 2016

La vendimia del pescador

                                         " y oigo un rumor de olas y un incógnito acento
                                            y un profundo oleaje y un misterioso viento... "
                                                                                 Caracol, Rubén Darío.


La oscuridad total no permite ver el mar,
sin embargo, su presencia estrangula la noche.
Los horribles sollozos sacuden las sombras.
La luz de los faroles, donde danzan
los dorados insectos, armonizan el oscuro
baile de las olas.
Ha arribado el pescador con la ropa ajada,
untada de olores marinos y mojada
de aguas de las nubes.
Embadurnada de saladas aguas, la vendimia.
La dócil barca nerviosa, es atada
junto a las que duermen en las arenas.