miércoles, 22 de febrero de 2017

CORRE PINTO, CORRE

La opalescencia nos toca a todos.
Porque la vida corre y desmalla.
Disfrutamos las etapas
y al término, añoramos aquellos días.
Hay un consuelo profano.
Otros vendrán : alegres, ágiles y livianos.