miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cuento dialogado

Oye! Qué mesa más brillante.
Es una mesita de noche, cuyo brillo es intenso.
Sí, pero impresiona su esplendor.
Yo creo que es caoba bien terminada por el ebanista.
Voy a comprarla.
Pero no tengas prisa por comprarla.
Es que se vería bonita en casa.
Y ahí también. La podemos venir a ver cuantas veces se nos ocurra.
Es que alguien la comprará.
Entonces, ¿qué?
Es verdad, no nos hace falta. Vamos a entrar para tocarla.
Vamos.

Hum, qué grato olor a cosas nuevas. Fíjate en aquella lámpara tan curiosa.
Son dos cosas que no necesitamos, en casa hay mesita de noche y lámparas.
Cierto, si hubiese espacio la compraría.
Ayer me decías, que no encuentras qué hacer con un televisor que aún está en caja y no tenemos lugar para él.
Fíjate, la mesa no sólo brilla, sino que tiene suavidad y ternura.
¿Ternura, una mesita de noche?
Sí, esta mesa de caoba, en su configuración y diseño con el rielo de su color, en la suavidad de su trabajo, con la discreción de la estructura y la originalidad en la obra nace y expresa su ternura.
Oye, pero no veo nada más que una mesita de noche.
Pues es tiernamente atractiva.
Bueno, ya la tocaste bastante.
Mira aquí se está bien. toda esta gente compra. Unos callados con la mirada sobre los objetos, otros en grupos, hablan sin temor de que escuchen sus observaciones.
Ellos a lo mejor, compran por primera vez en el año.
No lo sé.
Nosotros con frecuencia.
Es como divertirse, como viajar. Se llena uno de ilusiones. ¿No te has fijado en la altura de esta mesa de pieza?
Lo normal que todas las mesitas de noche.
Pues claro, ese es uno de sus atractivos. Si fuera más baja o más alta perdería su originalidad.
Yo no veo en su altura, nada sorprendente.
Pienso cómo se vería el libro que acabo de comprar, dejado sobre ella esperando que lo tome para abrir sus páginas y leerlo. O terminada la lectura, quedaría reposado como una rosa sobre la mesa. Caramba no me fijé si la numeración de las páginas figuran en el cabezote o al pie de la hoja.
Eso es trivial.
No para mí. No me gustaría bajar la vista para ver los ojos de alguien, en la zona del ombligo.
Búscalo en el bolso y compruébalo.
No puedo el libro está envuelto en papel de regalo, para hacerme cierta ilusión. Recuerda que mañana cumplo año.
Nunca lo he olvidado en doce años.
La mesa sería un buen regalo.
Tu regalo ya está en casa.
Toma: un beso como adelanto.¿ Por qué pondrían esta mesa sobre un tapiz?
Para que luzca competente.
Nunca las mesas de noche se colocan sobre alfombras.
Sin embargo, con las mesas de los muebles de sala, si faltara una alfombra total, se puede cubrir el área de la mesa de mueble, con una pequeña alfombra ovalada o de cualquier simetría.
Es cierto, las mesitas de noche no llevan estera.
Aquí no se ve mal.
Pero en el cuarto se vería horrible.
La originalidad, en estas cosas, comienza cuando se ensaya lo inesperado, lo nunca antes intentado.
Mira los motivos en la alfombra. Son libros abiertos y libros cerrados.
Ahora se comprende por qué está colocada sobre este pequeño tapiz. Tiene además, una flor en un florero en el ángulo derecho inferior.
De comprar la mesa llevaría también, la alfombra.
Bueno sería mandatorio.
Entonces no sería tan horrible.
No lo sería.
Pues compraré ambas cosas.
Mira lo que descubrí en la gaveta. Un compartimiento secreto, con su lave.
La mesita se las trae. Cualquiera diría que está hecha por Ismael Luciano.
La parte de abajo es cómoda para libros.
Y para revistas.
Tenemos que conseguir un catálogo de enseres de cocina. ( Alfaires de cuisine ).
Qué disparate.
Es algo que aprendí en francés.
¿Vas a comprar artículos de cocina?
Algunas cosas. Tazas platillos y sartenes.
¿Para que será este saquito granulado que dejaron en la gaveta?
Para la humedad. Evitar la humedad.
Siempre me ha parecido que estas cosas son inefectivas.
No agites el saquito con tus dedos.

¿ Necesitan, ustedes, ayuda?

No, gracias.
Te fijas por qué no debías blandir el saquito.
Lo comprendo.
Vamos a trasmitirle que queremos comprar la mesa de noche y la estera.
Vamos.
Pasen por la caja.
Necesitamos algún catálogo de enseres de cocina.
Nosotros queremos esa mesa de noche, la que está empaquetada no nos interesa.
Bien les daremos ésta.
Carmen : ¿ qué opinas de esta vajilla?
Tienes buen gusto no lo puedo negar.
Es que todas están bellísimas; habría que comprarlas todas.
Ni que fuéramos un almacén.Compremos ésta.
Veamos más opciones.
Faltan los sartenes.
Están más allá.
Sartén en francés, su escritura recuerda a la poesía.
¿Por qué?
Se escribe poele, con casilla sobre la e. Pero su dicción se aleja de ese sentido. [pual].
Pual qué no te callas.
Graciosa.
Estoy parodiando al rey de España.
Compraremos la vajilla. La primera que vimos, por el diseño oriental. Es una rareza.
Comiendo espaguetti con los finos palillos.
La cháchara de los clientes ha aumentado.
Parecen más numerosos.
Avancemos a ver más cosas.
¿Por qué la prisa?
Si hay algo que me interesa lo pueden agarrar ellos primero.
No tengas temor, en casa hay suficientes cosas.
Pero fíjate que hemos salido a comprar.
Doce años de colección, satura la vida.
Hemos convenido en que comprar es pasear.
Sí, y pasear no obliga a comprar.
Es verdad. A veces medito por qué compramos.
¿ No puedes detenerte ?
No puedo. O mejor dicho, me aguanto cuando no tengo dinero.
Vamos a pagar la vajilla y los sartenes. Los sartenes tienen revestimiento de teflón.
Cosa buena, hasta que investiguen si es carcinógeno.
Carcinógeno es todo, dado el caso de la contaminación totalizante.
Menos las flores y las hierbas silvestres si se cala de agua.
Es un alimento accesible.
Las flores se pueden comprar.
La hierba es un alimento que la humanidad alcanza gratis.
En algunos países existen pueblos o aldeas que no la poseen, son casi desérticos, muy áridos.
¿Cómo podrán vivir sin comprar ?

--------------------------0--------------------------------------

Mi amor, ¿te acuerda de la mesita de noche que compramos hace algunos años?
Mírala sosteniendo una maceta de geranios rojos, en la terraza.