martes, 9 de abril de 2013

Alfonsina : Parte II

Vamos rumbo a un estado paupérrimo
Camino al empobrecimiento extremo, igual que Haití. A los puertorriqueños no les asusta esa amenaza trágica. Les preocupa y patalean, pero no le temen. Le temen a lo que no existe ni ha llegado ni han tenido nunca : un sistema de gobierno distinto.

Yo me quedo bobo, tal como reaccionara un pelafustán al ver en una panadería, una hogaza de pan, salir dorada de la boca del horno. Así, con la boca abierta, bien redondeada comunicando con la impresión la gran estupidez de su conciencia.

Los políticos se valen de ciertos recursos expresivos : figuras retóricas, el eufemismo, la elisión, el sentido figurado, la inverosimilitud, etc., para engañar con sus alegatos al pueblo.
Recientemente el gobernador Alejandro García Padilla, decía : " Un tiempo concluye, pero otro inicia. le toca a esta generación convocar -- como lo estamos haciendo -- a un esfuerzo de país de nuevas prosperidades económicas".

Alude a " un esfuerzo de nuevas prosperidades económicas ". Los economistas - los que no son asesores del gobierno - han señalado que por el contrario, la ley 888 es contraproducente, opresora y devastadora para la economía y los empleados.

Tendrán menos dinero en sus bolsillos. Aquellos que están llegando a su retiro, tendrán ahora, que trabajar más de una década para su jubilación, el dinero que de inmediato le toca al renunciar a su trabajo ( ajuste de cuenta ), se le reduce un 33%. Pierden $100.00 de bono para el verano - adiós playas -, se les quitarán $400.00 del bono de navidad a los retirados. No lo hicieron, pero iban a quitarle el dinero que otorga el gobierno para ayudar a pagar el plan médico.

De manera que no se sabe a qué prosperidad se refiere el gobernador. Puede que sea a la prosperidad con la que salió Fortuño de la Fortaleza.

En las recientes encuestas al pueblo sobre la situación del país, El Nuevo Día reseña :
" La isla va por mal camino ".  Y el 93% de los residentes afirman : " la cosa está bastante mal, la cosa está muy mal ".

El columnista Benjamín Torres Gotay publica este domingo," que si los políticos hubieran tenido una intención distinta, hubieran hallado una solución que no les echara toda la carga a los empleados públicos "
"Mas imaginar eso es soñar con pajaritos "preñaos".
La verdad es que no son así ni la manera en que están organizados los partidos políticos deja que gente con esa clase llegue al poder.

Dice Ana Lydia Vega : " El intríngulis fiscal de este quebrado país, territorio bajo la tutela de la primera potencia capitalista del mundo, representa un desafío mayor para los pitbulls de la calificación crediticia ".

La amenaza a nuestras agencias de servicios serán, aún, más duras y peligrosas.
Mayra Montero, en su columna, Antes que llegue el lunes, cita a un filósofo canadiense, John Ralston Saul, quien en una entrevista reciente sostenía que el mundo está en manos de economistas y empresarios de capacidades muy limitadas y, que existe una nueva religión absoluta del crecimiento, el comercio, la santidad de la deuda y los contratos comerciales. con esa religión agrega, ( las palabras precedentes son de Mayra Montero ), " intentan hacernos creer los inteligentes que son los políticos y lo estúpido que somos los demás ". ( Yo me quedo bobo).

Las palabras que al principio citamos del gobernador, se profirieron en la llegada del osario del prócer Ramón Power y Giralt a su patria después de 200 años. Pero Power gestionó un primer paso hacia la independencia : derechos a la comercialización de ultramar y todos los " demás derechos y reconocimientos que le correspondían como parte integral de España".

Tenemos esperanza que no se llegue a los 200 años para tomar decisiones para adquirir nuestra soberanía.

Podría pasarnos como a Alfonsina Storni, que agobiada de sinsabores caminó hasta el mar en donde terminó ahogada, entregando su vida a las verdes aguas del oceano.

Si los puertorriqueños, distintos a griegos y chipriotas y a egipcios no se tiran a las calles, con el tiempo tendrán que lanzarse al mar.