sábado, 15 de junio de 2013

Mi Pequeño San Juan

Bares de Lares

De  momento surge como una revelación
turística en la tradicional calle
que guarda los pasos de las generaciones idas.

En el interior, al fondo, se destaca
un camello cuya gibosidad
es circundada por el destello
de un halo de penumbrosa luz.
Y evoca la imagen sobre las cálidas arenas
del África crepuscular.

Hay también, unas diminutas ánforas
transfiguradas mágicamente en notas musicales,
sobre cuerdas lineales
simulando un melodioso pentagrama,
que da origen a una música
anhelada.

Otras ánforas mayores
recuerdan las de tiempos coloniales,
que apresaban las frescas aguas
sosegadas a la tarde hogareña.

Una cristalería de copas volcadas
penden en la atractiva barra,
como escanciadas ya de vino añejo.

En la pared
de la otra ala del recinto
del " bistro "
se exhibe una galería de interesantes fotos.
La misma barra se identifica
con nuestras raíces
al ofrecer en sitios destacados
retratos de próceres y patriotas,
que nos ungen con su respetabilidad.

Voces, conversaciones,
días para la juventud,
bohemias.
exquisita y variada gastronomía.

las noches de Mi Pequeño San Juan,
agradan al corazón.
Nos acogen las amables
atenciones de nuestro amigo Iván.