sábado, 11 de octubre de 2014

Andando por ahí

Agustín Lara a quien le han adjetivado,
" El último modernista ".
De la escuela de Rubén Darío,
escribió:
" Veracruz, algún día
a tus playas lejanas,
tendré que volver ".

Yo también
busco en mi caminar,
la magia dulce y bonita
de mi pueblo.
Miro casas, contemplo arboledas,
observo calles y veo gente.
Pero no los encuentro.
Sé que están en otra dimensión.
O viven en otros lugares.
Sus nombres, en mí,
suenan en la memoria :
Aníbal Dicupé, Ramón Colls,
Ramoncito Dicupé, " Pipón ",
Pito Cuevas, los Miranda.
Yiyi Jesurún y mi pariente,
Raffy Lagardere.

A veces, en el cielo,
descubro los destellos
propios de su espacio.
Sus nubes con rasgos
característicos de espumas
etéreas matizadoras.
De vez en cuando, golondrinas
que vuelan o juegan
en las tardes lareñas.

Los bares quedan cercas;
rodeados de follajes y naturaleza.

En la provinciana soledad
y el tedio de las horas,
cantan ruiseñores y turpiales
entre la sierra soñadora.