domingo, 23 de noviembre de 2014

El día que cerraron las escuelas para siempre

" Que nos digan las estadísticas escolares y judiciales si la masificación de la enseñanza ha supuesto, de hecho, prevención suficiente o antídoto eficaz contra la masificación de la delincuencia, que es precisamente, ya no tenemos dudas, una de las características principales de este tiempo". ( José Saramago, Cuaderno de Lanzarote ).

" En seis años, el Departamento de Educación deberá reducir, en una tercera parte la cantidad de escuelas, ( 580 ) ". ( Firma Consulting Group. El Nuevo Día, domingo 16 de noviembre, 2014 ).

Todo comienzo entraña un fondo de sorpresa y zozobra. Este era el principio de un proyecto de envergadura. A pesar de que Izoel, recién salía de un seminario, iba con el imperceptible temblor interior que nos inquieta el espíritu.

Se había levantado temprano, pero su trabajo comenzaría a las 9: 00 A.M. Aprovechó ese espacio para leer algunas noticias. El periódico recogía en sus primeras páginas, abundante información relacionada al inicio del programa educativo. Esto incidió en su nerviosismo, pero mientras conducía fue buscando aplomo en su capacidad como educador y, el alcance e innovación del plan del gobierno.

En su distrito escolar las escuelas fueron cerradas. Desmantelaron sus funciones y desarrollaban en ellas, sistemas de oficinas, proyectos de viviendas y centros de servicios múltiples. Este distrito, como otros en algunos puntos de la isla, se contemplaban células pilotas o sistemas de prueba. Este programa, según lo diseñado, se instalaba en el nivel secundario. En las escuelas del orden primario, el ritmo lectivo sigue su habitual desempeño.

En el tránsito por las carreteras, Izoel, notó que en aquellas zonas frente a las escuelas, el encintado amarillo, se pintó de negro clausurando su función. Él reducía por costumbre, pero los autos en la retaguardia le importunaban con sus bocinas. A su paso le dedicó una mirada a las escuelas. Impresionaba el silencio y la ausencia de la masa estudiantil, parecía día feriado.

El país había caído bajo el peso abrumador de la criminalidad. Las estadísticas de los asesinatos se disparaban sobrepasando récords anteriores. El alto jefe de la policía aludía a un plan de emergencia desarrollado por el gobierno, para combatir el flagelo de la actividad penal. La drogadicción, también, avanzaba con el efecto de una bola de nieve.
La prensa relató que " Mala Muerte", aspiraba a convertirse en aeromozo, pero la droga
no solamente evitó ese logro, sino que lo condujo a un doble asesinato y ser sospechoso de una retahíla de fechorías. Los planteles de las Escuelas Superiores operaban como podios para elevar el trasiego y ganar adeptos a la mercancía alucinógena a través del estraperlo. Esto creaba otros problemas como el vandalismo, el birlo de los valiosos instrumentos para educar y, estas agresiones delictivas alcanzaban inocentes maestros y prometedores estudiantes.

En la Escuela Superior operaba la estrategia de los gases. Un clandestino trabajo que consistía en liberar ciertos químicos que afectaban a una porción de alumnos que eran llevados a centros de salud o a dispensarios privados, mientras la masa restante era despachada a sus hogares, en medio de un caos, de temores y desconcierto. Era com un fantasma que arrastraba a la comunidad estudiantil, fuera de los predios de la escuela.

La Agencia de Calidad Ambiental, mediante rigurosos y prolongados estudios, descubrió que las entregas de gasolina a las estaciones expedidoras, en horas tempranas de la mañana, creaban las condiciones para que los gases de ingredientes carburantes, se escaparan a la atmósfera, con la apertura de los tanques o depósito de la nafta. cuando comenzaba a salir el sol y el aire se calentaba, se elevaban las moléculas de los hidrocarburos hacia las partes más altas con el consabido surgimiento de los gases en la escuela.
Este era un problema que se repetía en ciclo, sin que hubiese una solución realizable.

Un grupo de estudiantes, aprovechaban la ocasión para promover el estado de locura, atrayendo una masa estudiantil, mayormente inflados de intención festiva, más que de temores y preocupaciones.

Los casos que fluían al Fondo del Seguro del Estado, eran alarmantes. Todos alegaban haber resultados afectados en las vías respiratorias. Hubo un caso que planteaba, que después de caer en estado inconsciente en tres ocasiones, su capacidad para retener elementos cognoscitivos resultaba mermada. Ahora el material escolar que estudiaba, le parecía huidizo y no podía ser fijado en la memoria.

Los diarios del país informaban de una demanda incoada al gobierno, reclamando millones de dólares. Los padres de una adolescente llamada la Gorrioncilla, por lo bonito y armónico de su voz, Habían probado en el ámbito judicial, que ellos le procuraron con gran esfuerzo económico a su hija, una educación particular para que desarrollara como cantante profesional; pero los gases en la escuela le habían tronchado esa evolución artística, resultando su su voz en opacidad y oscurecida su vocalización.

Todo este avanzado deterioro de las condiciones de la educación, llevó al gobierno a instituir un atrevido plan, que pretendía reestructurar y crear desde las raíces.

Aquel día a Izoel le asignaron la tarea de visitar cierto número de hogares, para una supervisión efímera e introductoria de tomar firmas y verificar cómo andaban los programas que se estaban desarrollando por internet. Recoger la variedad de dificultades que pudieran aparecer. De modo que el trabajo del profesor Izoel era itinerante.

Los maestros de educación física, aseguraron sus plazas. Eran altamente necesarios para la transformación de ubicación y modificación que se le aplicarían a los cursos deportivos. Se utilizarían los coliseos y demás parques de la comunidad.
Esta disciplina se ofrecería todo el día lectivo, incluso de noche para áreas como bolera, que tendría una impresionante acogida, según se demostró en el desarrollo del programa. En la noche se ofrecía, también, juegos pasivos : ajedrez, tenis de mesa y enseñanza del francés e italiano que no eran deportivos, pero cuya instrucción demanda de ciertos juegos.

Los maestros itinerantes reportaban cuando un joven no se encontraba en su hogar o los que no llevaban registro de las clases por internet. Luego estas faltas eran enfrentadas en el programa de alimentación, (cupones), para su debido ajuste.

Los cursos de vocaciones, tales como clases conducentes a perito electricista, mecánica de automóvil, de aviones, perito en aire acondicionado de hogares, de autos e industriales, y otros oficios que ahora no requerían diploma de 4to. año y que los centros que los ofrecían, quedaban distantes, estos estudiantes se hospedaban en las escuelas ya transformadas.

Ahora el campus de la Escuela Superior, lucía sembrado de lechugas y otros frutos menores y, en sitios convenientemente ubicados, crecían los verdes platanares.
Las escuelas ahora sin alumnos, vinieron a resolver el problema agudo de falta de viviendas.

El profesor Izoel, contemplaba, con el paso de los años, una reducción de las estadísticas de la delincuencia. La economía en el gobierno prosperó por efecto de la desaparición del enorme gasto en el sistema educativo.

Aquellos estudiantes que evidenciaron un destacado interés en los estudios a través del sistema computarizado alcanzaron las profesiones que anhelaban. Otros que se mostraron renuentes a lo académico, adquirieron oficios que le permitían un desempeño honrado.