sábado, 7 de mayo de 2016

Soneto a Nadal

Aplausos, acaba de entrar, Torero.
Lleno de hidalguía, enérgico ser.
A la plaza ( cancha ), asoma por ver
Investido a espada ( raqueta ), altero.

Luce garboso, tenista entero.
A la arena arcillosa va a emprender.
La faena inicia para vencer,
y muerte al toro que embiste rasero.

Dorado, de plata, muerde el trofeo.
Ondea en cadencia el himno de España.
Glorioso el moderno isleño Teseo.

Internacional récord de su hazaña.
España tallará oro camafeo,
para el Quijote quien en él se entraña.