miércoles, 7 de diciembre de 2016

20 enigmas de la conciencia y una plañidera en la alcoba

                             Libro poético

                                    " La soledad absoluta es el destino inevitable del alma. Solamente nuestros
                                      cuerpos se pueden encontrar".
                                                                                      Gilbert Ryle.

Soneto a unas estrellas birladas.

Ayer recogí un manojo de estrellas.
Las dejé pendiente a un árbol frondoso.
Mas la algidez, con los años, ya aquéllas
apagaron su brillo esplendoroso.

Siempre pasa lo mismo en este mundo:
los astros caen y en tierra no fulguran.
Busquemos pues, allá en el mar profundo,
donde las blancas estrellas figuran.

Miremos al rescoldo de los sueños,
donde se enciende un brillante lucero;
en la noche, de su luz somos dueño.

Ya vienen de mayo los aguaceros;
a oscurecer el encendido cielo.
A tronchar de los pájaros el vuelo.