miércoles, 18 de enero de 2017

INDULTO DE OSCAR LóPEZ RIVERA

Yo también me siento extraordinariamente alegre. Comparto esta pasión con mi esposa Haydée que tantas veces derramó lágrimas; con mi hija Ayda y con mi hijo Carlos, hoy rebozantes de emoción. También con todos los puertorriqueños y las personas del mundo que alentaron esa esperanza. En este momento me uno al sueño de don Pepe Mujica, expresidente del Uruguay. Gracias Virgen María a quien también le rogué.