domingo, 4 de noviembre de 2012

Un Sandy misterioso e invisible

En el portal de un sector destrozado, en Santiago, ciudad arrasada por el meteoro Sandy, se veía un rótulo de aspecto triste y salpicado de lodo, pero firmemente fijado, que leía
" Cuba libre ". Parece que el huracán respetó esa expresión escrita con orgullo nacional.

El pueblo se disponía, dentro de toda ausencia de recursos, a levantar su hábitat en escombro. La iniciativa partía de ellos y de su gobierno. Sentían la emoción de fajarse en su empeño restaurador por lo que ellos consideran parte del país soberano. Parece que la pobreza con todos sus golpes y humillaciones, no lastiman en nada su orgullo de patria libre. De esa faena de brazos compartidos y sudores ciudadanos, aunque le opriman el hambre y la sed, esta lucha angustiosa, pero con bríos evoca aquella genial frase de Antonio Cabán Vale ( el Topo ) " Las penas, unas con otras chocan y se mellan y hacen menos daños ", esa solidaridad es el cuerpo de la libertad.

Aunque con el decidido esfuerzo recogiendo las astillas, la madera arrumbada, los pedazos de leñas, los desechos generalizados, no logren construir sus casas, por lo menos reconstruyen sus esperanzas. Allí reside el sentido de la vida. El percibir que trabajan frente al azote de la naturaleza, con devoción mutua, sin lamentación y echando un pie y otro hacia adelante, sin ser empujado a mendigar, para que luego se manipule su país.

Cuando miro el caso triste de Puerto Rico, donde un Sandy misterioso e invisible se filtra
sin que se vea la fusta de sus vientos prodigar el erario público en los bienaventurados de la riqueza. Entiéndase por ejemplo : aquellos que prohiben los tratados con el comercio internacional que aliviarían los precios de los artículos y productos en el pueblo consumidor. Los que en tiempos de huracanes, montan chanchullos con fondos destinados a aliviar damnificados. Los que ofrecen quincallas en tiempos de elecciones que se reduce a lo inverso de lo declarado. ( " Al único que despediré será el puesto de gobernador"). Después despidieron 30 mil empleados.

La novelista y periodista Mayra Montero toca la tragedia del Sandy invisible con la estela de huellas evidentes que escaldan al país : " Ya para siempre tenemos que depender de la comida que importamos ". " Si ahora mismo se salvaran todas las tierras de potencial agrícola que hay en la isla, lo máximo que conseguiríamos sería reducir entre un 20 o 30 por ciento la dependencia de las importaciones " . " Si los niños en los comedores escolares dependieran de las carnes, granos y verduras que se producen en Puerto Rico morirían de inanición ". " En Puerto Rico se pierden entre 25 y 30 mil quintales de café cada año ". Dice además, Mayra Montero : " las playas en las que se cifran las esperanzas turísticas del país, acaba de advertir el oceanógrafo Aurelio Mercado, que el futuro es nefasto : Palomino está desapareciendo; la playa de Ocean Park está siendo tragada por el mar y, la de Córcega en Rincón se ha quedado sin arena".

Mientras tanto el Sandy misterioso e invisible continúa su paso diezmando esperanzas y arrasando la isla.

Un amigo me informa que en Puerto Rico hay de 80 a 100 entre ingenieros, abogados y médicos talentosos, que no han podido obtener su certificación a pesar, según el informante, de haber aprobado los exámenes. Algunos de ellos después de 20 años de experiencia en su especialización, con buen promedio como graduados y tomado cursos especializados y preparatorios que los cualifican para aprobar los exámenes, se someten
a la prueba de reválida y fracasan todas las veces que intentan. Nos informan que no fracasan en absoluto, pero son independentistas y ese es el castigo con que Sandy los humilla.

Recientemente se publicó una columna en el Nuevo Día ( sábado 13- 2012 ) del Dr. E. Vazquez Quintana, se titulaba ( El cangrejo y el ratón ), sobre la estratagema del Gobierno para privatizar Centro Médico y fastidiar al paciente indigente del país.
Algunos fragmentos dicen así :" En los últimos años, el Gobierno ha adoptado como política pública el hacer alianzas Público- privadas ( A. P.P.). Centro Médico jamás debiera ser privatizado pues es el último reducto donde el lucro no predomina y se brinda el sevicio sin importar la capacidad de pago, origen étnico, raza o condición económica del paciente. Los políticos de turno niegan la intención de privatizar dicho complejo de servicios médicos. Pero ya privatizaron los servicios de farmacia y se anticipa que privaticen las mejoras a la planta física. Sigilosamente y a escondidas en julio del 2011 privatizaron los servicios de psiquiatría del Hospital Psiquiátrico de Puerto Rico ".
Para indicar cómo quedaría Centro Médico si fuese totalmente privatizado, relata la fábula El cangrejo y el ratón :" El cangrejo posee cinco pares de patas ( decápodo ).
Dos de las patas tienen forma pinzas, las cuales usa para alimentarse y defenderse de sus enemigos, entre ellos, el ratón, como el Gobierno - muy astuto y ladino - aprovecha cuando el cangrejo está quieto y entonces le arranca una pata. luego en cada acecho le va arrancando las demás hasta dejarlo en el carapacho, inamovible y si poder alimentarse hasta que muere".

El pueblo de Puerto Rico va encaminado a quedarse sin Centro Médico, el Sandy misterioso e invisible lo hamaquea y amenaza su destrucción.

Frente a ese Sandy destructor. sin ojo, que nos revienta, está la contención de lo que Benjamín Torres Gotay llama en su artículo de fondo, La resistencia. " Ustedes son la resistencia, son el bloque, pequeño en este momento, pero hermoso y perfecto siempre
que evitará que el país se nos deslice de las manos como agua entre los dedos. Son ustedes los de la resistencia, los que al final del camino, mañana, pasado, no se sabe cuándo, pero pasará, van a sacar al país de este atolladero de mediocridad, incompetencia, corrupción y violencia para llevarlo a la cristalización de su inmenso potencial".