martes, 5 de marzo de 2013

A una mujer árabe

Quisiera ver temblar el agua
en la tinaja de tu cintura.
Ver una media luna
en el cielo de tus ojos,
cuando al abrigo de las estrellas
mira la inmensidad de las arenas.
De día tus pómulos brunos,
la burka les traza color de rubíes.
De noche, si viajas en camello,
el aire helado forma carámbanos
de brillantes zarcillos.
Quisiera conmoverme con los sentimientos
de tu apego a la tierra de los ancestros.
Quisiera escuchar de tus labios,
el tañido de la música
triste de tu raza,
que narra y evoca
amores y angustias.