martes, 12 de febrero de 2013

Amor en mi hogar

En mi casa
siempre hubo amor.
No se proclamaba con fuerza de carnaval,
pero se deslizaba
por la vida hogareña,
como témpano de aguas marinas :
sutil, solitario, callado.
También, el amor, en mi hogar
se iba más allá
de los hitos de la casa,
" a las orillas
de todas las tierras. "
( como dijera Neruda en Los versos del capitán ).

Es verdad que se asomó
el dolor.
Pero, ¿ existe amor
sin que brille una lágrima?