martes, 8 de octubre de 2013

La niña Chole

Poemas extraídos de la obra Sonata de Estío de Ramón del Valle-Inclán.
Extrapolados y organizados por Carlos M. Mercado Galartza.


La niña Chole
descansaba a la sombra
de una pirámide.
Era una belleza bronceada,
exótica.
El negro cabello caíale suelto.
Sus ojos, hermosos ojos
de mirar hipnótico.
Ojos de reina india,
lánguidos y brillantes.
Sus mejillas se teñían de rosa.

La niña Chole reposaba
con sueño cándido y feliz.
En sus labios aun vagaba
dormido un rezo.
Me incliné para besarlos.
Ella sollozante sobre las almohadas,
velada y queda.
Desfallecía su voz.

Entreabierta la rosa de su boca.
Ella se estrechó a mi pecho.
Mis manos comenzaron
a deflorar sus senos.
suspirando entornó los ojos.
Celebramos nuestra boda,
como triunfo de la vida


( págs. 88-89-114-119-120-121 ).