jueves, 19 de noviembre de 2015

Acuarela de la tarde

                          " Se apoyaba allí, en un tronco,
                            muchas tardes cuando el sol caía ".
                                                 ( Vicente Aleixandre, El viejo y el sol ).

La tarde está viva.
Desde el balcón de mi casa,
las palomas en su vuelo
despiden pavesas.

Pronto el cielo tornará
a ser una paleta de colores.
Entonces, las palomas en su fuga,
dorarán sus picos en cobre
y, sus alas en sombras.

La tarde, se quedará de pronto
sin remos y sin rumores.
Sólo el árbol,
que cobija con sus ramas el balcón,
ofrecerá frescor, sombra y soledad.