viernes, 23 de septiembre de 2016

Un hogar en tiniebla

Del poemario Esencias de los hogares

                       soneto

   Es oscura noche de mar en tierra;
porque se nos ha ido la luz eléctrica.
Alto misterio la casa encierra.
Lo cubre todo, la sombra concéntrica.

   Se escucha el silencio sin claridad.
Los murmullos de la naturaleza,
invaden hogar entre oscuridad.
Sonando el río negro entre la maleza.

   Drama en hondo sentimiento de apego.
Rememora en noches de refugiados
angustiados en frías dehesas sin fuego.

   Aquí en el hogar de amor embriagados
Mañana acontecerá buena lumbre.
Y la vida emprenderá de costumbre.