miércoles, 17 de octubre de 2012

Despoblándose

Ya llegan
tumbándose a orillas del riel.
Les precede un punzante dolor
que los socava.
Se aflojan y caen en el túnel.
Estas piedras de molino
me niegan la juventud,
el placer y la satisfacción.
Qué horror cuando llegue
la risa de la bruja.