lunes, 8 de octubre de 2012

Una isla en zozobra

Nuestra isla se hunde por efecto de marejadas tempestuosas originadas en el gobierno constituido.
El autor portugués, Saramago, nos refiere en forma legendaria, que España siendo una península agarrada a un extremo de Francia, se suelta de la tierra gala y pasa a bogar en el mar, como balsa de piedra, rumbo a América a un punto incierto.

Se trata de naufragios de países. Puerto Rico se tambalea en aguas del Caribe, por causas plurales. Al perdérsele el respeto a un país, pueden ocurrir horrores como éstos : el periódico El Nuevo Día, en su primera plana informa, ( Epidemia de dengue en la isla ). Luego da una evidencia de estadística demoledora : " No se declara oficialmente, pero epidemiólogos y el C. D. C. de Atlanta indican que ya se pasó el umbral epidémico ".
( Domingo, 7 de octubre, de 2012 )
El gobierno está enfrascado en campaña política y no quiere enfrentar esta realidad social. Prefiere los votos a la salud del pueblo.

El dinero que entre otras prioridades podría usarse para combatir, con efectividad, la epidemia desatada, va a parar a manos del empresario Dennis Medina, beneficiado con
$ 25 millones de dólares por unas gestiones a un gasoducto fracasado. Va a parar a las manos del padre del presidente del Senado, Nía Rivera, También cientos de millones al señor Canaval de Fuetes Fluviales y su vecino socio de empresa. Y a otros amigos del gobernador como Roger Iglesias.
Son azotes de esa tormenta que jamaquea a la isla con amenazas de hacerla naufragar.

¿ Qué le parece esta información que he estructurado en versos sacada de una columna del sagaz periodista, Benjamín Torres Gotay ?

                         " Lo que está en el hueso
                           del problema,
                           de este dato aterrador :
                           17,000 papeletas en la calle
                           sin garantía real
                           que se les va a dar
                           buen uso.

                           Mas eso no nos quita
                           la dolorosa sospecha
                           de esta trama tan sórdida,
                           que desde alguna caverna
                           secreta.
                           Una presencia malvada
                           orqueste un plan
                           para enturbiar
                           la pureza de las elecciones ".

Ana Lydia Vega dice en el mismo rotativo :

                        "  A las casas llegan,
                          de buenas a primeras,
                          como vendedores ambulantes
                          ofreciéndoles a los ancianos,
                          el voto a domicilio.
                          Es obvio que éstos
                          pueden ser seducidos,
                          engañados o coaccionados.
                          La situación se agravaría
                          con la fogosa intervención
                          del Partido del Pueblo Miqueador.
                          Los acostados superarán
                          en números a los levantados.
                          Quienes no hayan
                          cogido la juyilanga
                          abandonando la isla
                          terminarán ingresando
                          a la clase encamada.
                          Sano de juicio
                          no queda ya nadie
                          en este país.
                          ¿ No es la cama
                          el lugar ideal
                          para soñar "?

Mayra Montero expresa :
                         
                          " Letrina más insondable
                            no se ha visto nunca.
                            Que nos cuenten la historia
                            de los billetitos sucios
                            de Zalduondo".

Las elecciones de Venezuela son ejemplo de pureza para el mundo. Son garantía de legalidad y de respeto al proceso sufragista. 19 millones de votantes sin que haya asomo de un solo caso de fraude. Eso es democracia !
¿ Se podrá decir lo mismo de Puerto Rico ?

Eugenio María de Hostos, reflexionó sobre el vapor y el hombre frente a sus tempestades.

" En los tiempos poéticos, yo solía establecer comparaciones aventuradas entre los buques en que navegaba y el estado de mi alma. Sólo hoy se me ocurre comparar la situación de mi isla a la del buque en zozobra en que entonces navegaba. Barco ruinoso, agonizante, moribundo y podrido. Sin elemento de combate contra el mar. Sin fuerzas que oponer al enemigo ".

Cuando un país como si fuera un barco recorre aguas turbulentas o es embestido por un tsunami como el que embate a Puerto Rico, es prudente elevar el pensamiento buscando la nobleza de los próceres, héroes y heroínas que fueron fuentes de dignidad para la patria. Borinquen anclada como buque peligrosamente amenazado de naufragio, lleva un mascarón de proa por el litoral de Cabo Rojo, cerca del faro, simbolizado en Betances, que alumbra en estas tinieblas. Ese mascarón con el cabello en volandas fustigado por la rosa de los vientos y, el pecho recogiendo los golpes de los penachos y olas huracanados.
Miramos ese histórico mascarón que introspectivamente conduce los mejores intereses del país. Ha sido esculpida con la madera más autóctona de la patria. Ese mascarón es Lolita Lebrón.