jueves, 8 de enero de 2015

Clavileño

La significación de este ensueño alígero de quien Rubén Darío se declarara admirador :
                                 " Escucha, divino Rolando del sueño,
                                    a un enamorado de tu Clavileño "...
es la de universalizar sus aventuras; es decir, todo el simbolismo de la obra elevarla hacia un plano global.

¿ Cómo podrá, Cervantes, alzar en ímpetu semiológico todo el sema de don Quijote en un intento a nivel del orbe ?

Lo logra poniendo a don Quijote a volar, valga decirlo, por los aires. Sancho ya había expresado su voluntad " en su corazón de acompañar a su señor hasta las últimas partes del mundo". ( cap., XLI ).

Pero se intimida y se retracta cuando piensa en la enorme distancia de ese intento de globalizarse : ... " que yo no soy brujo para gustar de andar por los aires ". ( cap., XLI ).
Como hemos dicho, hay una preocupación de elevar esta obra al alcance del mundo. Habrá que llevarla : " hasta el Potosí ". ( Las lejanías del Nuevo Mundo, el alto Perú y la misma ciudad de Bolivia ). Pero hay que tener un cuidado. Viene pensando el propio autor, al hacer referencia a la defensa de la Troya griega, vulnerada por un caballo de madera : ..." aquello del paladión de Troya que fue un caballo que los griegos presentaron a la diosa Palas, el cual iba preñado de caballeros armados, que después fueron la total ruina de Troya ". Y al aludir a esta sorpresa táctica, reflexiona dubitativo : " será bien ver primero lo que Clavileño trae en su estómago ".
Porque sino se toman detalles para propiciar con éxito este pasaje, puede constituir la ruina de don Quijote de la Mancha. Pero le salva que ha organizado la narración :
" Tan bien trazada estaba la tal aventura, que no le faltó requisito que la dejase de hacer perfecta ". ( cap., XLI ).

Los tecnicismos de la narración en cuanto a estos capítulos de Clavileño, van justificando la realidad del caballo de madera; transmutándolo en un mito en la atmósfera legendaria del mundo de la caballería andante. " Este tal caballo, según la tradición antigua, fue compuesto por aquel sabio Merlín. Prestósele a Pierres, que era su amigo, con el cual hizo grandes viajes y robó, como se ha dicho, a la linda Magalona,que llevándola a las ancas por el aire, dejando embobados a cuantos desde la tierra los miraban".

De manera que se han cribado los materiales tangibles que pudieran desviar la disposición a fantasear y al ser cernidos en la gran metáfora, han caído ajustados al sueño anhelante y anhelado, donde se mueve don Quijote.

R. Darío vuelve a referirse a Clavileño : " Ya el divino lunático de don Miguel Cevantes
                                                              pasaba entre las dulces estrellas de su sueño
                                                              jinete en el sublime pegaso Clavileño".
( Cyrano en España, Cantos de vida y esperanza ).

Ya al final del vuelo de Clavileño, que después de llegar a la capa o región de altura donde residía el fuego, se precipitó abruptamente. Sancho quiso fantasear para que todo fuera creíble tanto a don Quijote como para no dislocarle el estado de broma a sus anfitriones, su amo el Manchego : " LLegándose don Quijote a Sancho al oído le dijo :
                                               -- Sancho, pues vos queréis que se os crea lo que
                                                   habéis visto en el cielo, yo quiero que vos me creáis
                                                   a mi lo que yo vi en la cueva de Montesinos, y no
                                                   digo más ".

Don Quijote en su ya famosa locura cuerda, lunático lo adjetiva Darío, sabe muy bien, que la aventura de ese vuelo hacia la trascendencia va montada en una atmósfera poética y que el estro lo lleva él, en su espíritu y conciencia para la conveniencia de sus aventuras. " La gloria de haber emprendido esta hazaña, no la podrá oscurecer malicia alguna ".

La hazaña de remontarse por los aires hacia otras tierras, aún cuando valla a cumplir pormenores como desencantar los encantos que sufren las damas y Dulcinea, que son ingredientes del relato, la gloria será los infinitos propósitos que profesa su propia filosofía, de derechos humanos, de equidad, de misericordia, de protección a los menesterosos, et alia.

No es sólo que se conozcan las aventuras del caballero andante, como dice en el cap., LXII, " La andante caballería, pues hace conocido y famoso al que la profesa por todos los términos de la tierra "". Sino que sus postulados, salidos de un corazón noble, pueden ser diseminados por el orbe, como lo fue la Carta de Derechos de la Humanidad, originada en la Revolución francesa en 1789, y que hoy figura en las constituciones del mundo.

Clavileño además de su base humorista e hilarante, es un sentido poema épico.

Para el procedimiento del juego de vídeo ( Clavileño ). Hay que entender que existen dos planos : la realidad y la fantasía. Es obvio que Clavileño nunca voló en la realidad, pero surcó los espacios y fue corcel volátil y alcanzó los cielos y se trasladó a países, como lo hizo Pegaso, en la dimensión mítica.

No era Clavileño ordinario y basto, aunque sí lo era duro como el mármol. Fue caballo de madera con su figura propia y característica, pues fue construido por diestro : " fue compuesto por aquel sabio Merlín ". ( cap., XL, ). Don Quijote dice :
                             " siendo sabio no podrás errar en nada ". ( cap., XLII ).
El propio don Quijote da cuenta de la perfección de Clavileño : " osaré jurar a vuestra excelencia que en mi vida he sabido sobre vestia más reposada ni de mejor paso que Clavileño y no sé yo que le pudo mover a Malembruno para deshacerse de tan ligera y tan gentil cabalgadura ". ( cap., XLIV ).

Ha de colegirse que hubo diseño mental y que además, como el caballo de Troya, tenía Clavileño un dispositivo en su barriga, don Quijote se refirió a este aspecto.

                        Juego de vídeo, Clavileño

Este juego no posee sistema de puntos para acumular. En primera instancia aparece una feroz batalla a espadas entre don Quijote y el hechicero y encantador Malambruno.




a los contendientes lo rodea un jardín, pero ellos combaten en un patio de adoquines y frente a la residencia del encantador que anuncia su nombre sobre el dintel de la entrada a la mansión. El ejecutor tiene que hacer uso de su destreza para que don Quijote venza a su oponente. La Dolorida en forma furtiva le ha lanzado a los pies de Malambrino cáscaras o cortezas de bananos maduros que al pisarlas el encantador resbala y con el
estrépito perdió su espada, que ha ido a caer en los arbustos.

Don Quijote aprovechó para ponerle su espada sobre el cuello de Malambrino y amenazarlo con quitarle la vida sino desencanta a las doce dueñas, haciendo que desaparezcan sus barbas y además, que desencante a Dulcinea.
Malambrino cumple el pedido y allá lejos, en el patio de la residencia de los condes, se muestran las dueñas lozanas, con sus rostros tersos y bellos. En cuanto a Dulcinea, le indica Malambruno a don Quijote que tome del bolsillo de sus greguescos una llave para que abra el dispositivo que tiene Clavileño en su barriga. Así lo hace el caballero andante y le impacta la sorpresa de ver que como un caballo de Troya, también Clavileño guardaba su secreto. De allí al abrir don Quijote el dispositivo, salió ufana y alborozada una hermosa mujer que lucía una cinta en la frente que decía Dulcinea. Salió libre de todo encanto y se abrazó a su héroe.