domingo, 4 de octubre de 2015

Dos signos en el deporte del tenis

Los signos con que se identifican los famosos tenistas, Roger Federer y Rafa Nadal, tienen una valorización de comercio y también personal. El de Nadal es un icono del taurismo, el de Federer es un símbolo linguístico que conforma dos fonemas dentro de una misma letra. La connotación del signo de Federer, no va más allá de su entorno personal: puede significar entre otras derivaciones, la relevancia de sus virtudes como tenista : un símbolo único, para un tenista único; etc., pero siempre proyectando su madera de campeón, el hombre que en el mundo del tenis ha alcanzado los más elevados éxitos.

En cambio el icono de Nadal, trasciende lo particular y alcanza la connotación de la colectividad, envuelve a una sociedad, la española; entraña una nación, la de España.

Es la figura de los tarros, de los cuernos del toro como metonimia en el cual la parte se presenta como una referencia a la totalidad : el toro de lidia. Detrás de la sinécdoque está el pueblo y el mismo tenista; porque se trata de un dibujo signario que define la voluntad, el arrojo y la valentía de un deportista que a su vez, a través del icono taurino, representa  a la valentía y la disposición de lucha de un pueblo que simbolizado en la faena trágica en la cual un hombre se enfrenta, exponiendo la vida, la mayor parte de la corrida, con un pedazo de tela ( un capote ) frente a un feroz animal, que lo acomete a cada instante con sus dos naturales puñales con objeto de arrancarle las entrañas.

En el dibujo va el país del tenista a quien dedica sus triunfos.