martes, 20 de octubre de 2015

Las almohadas

Verás allí, las suaves y blondas almohadas.
Tienen la virtud de ofrecer el mágico
efecto del masaje restaurador.
Es palabra de origen árabe : al- mujadda,
el lugar donde se apoya la mejilla.
Al tocarla el proceso linguístico,
surge como almohada.
Es decir : lugar donde duerme el hada.
Es fuente de maravillas :
Puede convertirse en alfombra voladora
y, llevarnos, en azules sueños
por los predios preciosos en plenitud
de cadenciosa y sugerente música
y aventuras exóticas.
Al contemplarlas de días,
proyectan soledad.
Se visten con grata frecuencia.
Albergan un mullido mundo milagroso.