jueves, 2 de febrero de 2012

La intuición y el mundo fenomenal

Reflexión


¿Puede un hecho quedar en el campo de la intuición, después de realizado, sin llegar a convertirse en fenómeno?

La creación del automóvil, después de la idea, pasa al diseño, que es cierta naturaleza de fenómeno. Entonces, mediante el proceso de la construcción, resulta de facto en el fenómeno automóvil.

Pero en la interpretación de un número musical, donde el artista pasa al escenario y ejecuta la pieza, al quedar realizado su acto artístico, no resulta fenómeno alguno, sino que la experiencia ha quedado en la intuición, tanto en el director de la orquesta, como en el público que la presenció y el cantante intérprete. Si la actividad no fuere grabada.