sábado, 28 de enero de 2012

Beso fugaz que tremola con los años

Poema
Elsa

Fue un instante nocturno,
entre las sombras oscuras
de la gran sala.

La blanca pantalla
al fondo.
Las imágenes cinéticas,
los claros de luz
y tú, en la respiración
sutil.

Los lampos de luces
estallaban.
Tu mejilla venusta,
asomaba fugaz
en la claraboya
nochesca:

entonces,
posé un beso en ella.