jueves, 8 de marzo de 2012

Al vaivén del del amor

El agua del mar
daba cerca de los hombros.
meciendo los cuerpos
vanos y sin firmeza.
Mientras abrazados,
la mirada bailaba
sobre los ágiles colores
del mundo.