martes, 6 de marzo de 2012

Mar de nuestra tierra

"Escaparse ligero al sol ardiente
donde no puedes horadar la sombra ".  ( Vicente Aleixandre, Sin luz ).


Hemos estirado el torso
y las manos al infinito.
Le dimos libertad a un bostezo;
porque andamos de holgazán.

Llegamos al mar del norte,
el más bravo.
Quizás un astro
eleva constantemente sus olas.
Las negras tijerillas planean
y se deslizan sobre los primeros
edificios de la ciudad.
más allá,
donde las aguas pierden el azul,
en el horizonte oscuro,
una enorme embarcación.
Comparto tu acierto:
el mar es mas terrenal
cuando las naves lo surcan.