domingo, 4 de marzo de 2012

Los soles subterráneos

Es verano. Se siente.
Como decía Borges, de la primavera:
" Vivaz y llega de los bosques y esteros".
El estío de estas playas
eleva flamígeros aires
que llegan de soles subterráneos.
Te unges con una pócima
anticurtidora, brazos y hombros.
Suavizas la ideas,
de los años del tedio
camino de playas
y tiempos de sosiego.
En las lumbres de las arenas
arden los tiempos extraviados.