martes, 6 de marzo de 2012

Una mala noche

Eras una vela al mar:
arriada en las arenas.
Sayo y cabellos
volátiles en el alba.
Un profundo pensamiento
aún vituperado por la noche
doliente.